3 maneras de desarrollar habilidades de liderazgo

Por Andrea Montenegro, coordinadora de selección en Pullmen.

Crecer y convertirse en un líder no siempre requiere un cambio de empleo. En tu actual empresa también podés crear los espacios que te permitan desarrollar habilidades de liderazgo, aún cuando no ocupes un puesto de jefe de equipo ni supervisor.

Las habilidades de liderazgo tienen mucho más que ver con una actitud y un modo de enfrentar el trabajo y la vida, que con un puesto determinado.

Por eso, creo importante destacar los modos en que también podés desarrollar competencias de liderazgo desde tu actual puesto:

1. Conocer mejor al equipo: ¿Conocés bien a tus compañeros? ¿Sabés qué tareas realizan? ¿Cuáles son sus pasiones? ¿Sus fortalezas? El liderazgo tiene que ver sobre todo con el conocimiento y entendimiento del capital humano, con saber quiénes son las personas detrás de sus puestos, conocerlas, valorar sus virtudes y ayudarlas a impulsar sus carreras, que según una encuesta de Pullmen es ampliamente el factor más valorado por los jóvenes en su vínculo con los jefes y con la empresa. Las habilidades de liderazgo siempre tienen que ver con un equipo al que hay que conocer, respetar e incluir en el crecimiento.

El liderazgo es una actitud que comienza por sentirse parte de un equipo

2. Involucrarse más: ¿Cuánto sabés sobre tu lugar de trabajo? Seguramente aún no conocés todo sobre tu empresa y las personas que la dirigen. Involucrarse más e informarse mejor sobre la cadena de trabajo, la historia de tu compañía, el sector, el empleo y la historia de tus superiores y compañeros. El liderazgo también consiste en estar al corriente de cómo funciona la compañía y cuáles son sus pilares, filosofía, costumbres y hábitos.

3. Colabora: Cuando empezás a conocer mejor tu equipo y tu lugar de trabajo, también uno se da cuenta que hay muchos compañeros que agradecerían una ayuda de tu parte y muchos sistemas que se pueden mejorar. Colabora con el grupo y con la empresa, ya sea ayudando a sacar trabajo cuando tú tienes tiempo extra y tus compañeros están desbordados, orientándoles con tus conocimiento u organizando las tareas y buscando sistemas o modos más eficientes de realizarlas. Ser líder es ser parte de un equipo y asumir sus responsabilidades también como propias. Pensá en tu empresa y tus compañeros como parte de un todo, que cuando logra crecer y mejorar, también lo logras tú.

Asumí nuevos desafíos

Si te sentís capaz de asumir nuevas responsabilidades, no dudes en comentarle a tus superiores aquel sector o tarea que crees poder realizar con eficiencia para lograr así que tu tiempo sea más productivo para todos. Enfrentar nuevos retos agregará a tu trabajo un plus de adrenalina y te permitirá desarrollar nuevas habilidades de liderazgo, al tiempo que demostrará que estás más que dispuesto a seguir avanzando en tu trabajo.

El liderazgo es una actitud que comienza por sentirse parte de un equipo al que podemos contribuir con nuestros conocimientos y habilidades. Involúcrate y comprométete con el trabajo de tu empresa y descubre si tienes lo necesario para ser un buen líder.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *