Crece la demanda de personal en segundas marcas

Las segundas marcas ganan terreno en Argentina. En un contexto inflacionario y de pérdida de poder adquisitivo, pasaron a ser elegidas por muchos consumidores que buscan precios bajos. Esto deriva en una renovada demanda de personal para este segmento de empresas. 

IT y marketing, identificadas como islas en una coyuntura que golpea a la mayoría de los sectores, parecen no estar más solas entre aquellos que dinamizan el empleo. Si bien no hay una tendencia clara, a causa de la crisis económica, se empieza a notar cierto dinamismo en la demanda de personal en las llamadas “segundas marcas”. Así lo confirma Diego Ortega, vicepresidente de Pullmen, para quien “los candidatos deben buscar no sólo empleo en las empresas con una visibilidad superior, sino en aquellas firmas de consumo masivo menos posicionadas en el imaginario colectivo”. 

Explica que el fenómeno se manifiesta en sectores como gaseosas, calzado, indumentaria, comestibles y limpieza. “Comparado con la situación de tres meses atrás, se destaca un aumento del orden del 25 % para segundas marcas en estos segmentos”, dice Ortega, para quien vale aclarar que “el repunte no obedece a factores estacionales por los que típicamente aumenta la demanda de personal temporario en verano, sino a cuestiones vinculadas estrictamente con el bolsillo de la gente”. 

De acuerdo con múltiples consultoras de mercado, esta tendencia que se viene observando desde 2016, hoy se profundiza con mayos potencia. En los últimos tres años, las segundas marcas pasaron de una participación de mercado de 32,6% a 42,8%, en unidades; y de 21,5% a 27,7% en facturación, según Focus Market. 

En cuanto al tipo de perfiles demandados, señala que se trata de personal con un nivel de calificación medio, para tareas administrativas, de reposición, comerciales o marketing. No obstante, Ortega afirma que mientras la economía cruje por causa de la irrupción del Covid 19, limpieza, sanidad, pharma, alimentos (producción y logística) y packaging son rubros que ya están demandado personal. Cajeros de supermercado, operarios, repositores, enfermeros, también repartidores y operarios.

Tal es así que en estos días los pedidos para estos sectores aumentaron en un 40%. En ello ha tenido un efecto significativo el anuncio del gobierno en relación a que en actividades esenciales se redujeron los aportes patronales en un 95% tanto para personal nuevo, bonificación que también alcanza a las horas extra del personal actual. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *