El alumno no está en el foco de la instituciones

Sólo para un 8% de los directivos, las instituciones educativas ponen al alumno en el centro de su estrategia de desarrollo. Así lo reveló una encuesta realizada en el marco del webinar “La Nueva Educación: centralidad en el alumno – educación, carreras y empleo“ organizado por Banco Supervielle y Adiras (Asociación de Directorios Asociados).

El webinar contó con la participación de más de 150 directivos de instituciones educativas. Fue moderado por Pablo Orcinoli, conductor de Identidad Pyme, y tuvo como speakers a:

  • Patricio Navarro Pizzurno, gerente general de Cia de Talentos
  • María Eugenia Napolitano, directora de Relaciones Internacionales de UCEMA
  • Francisco Lehmann, miembro del Think Tank Nueva Educación y Vicedirector general de Belgrano Day School.

Gonzalo Suarez, gerente del segmento Emprendedores y Pymes de Banco Supervielle, dijo que el banco ya cuenta con 400 clientes del sector educación yestá dando líneas especiales y facilidades en cobros y pagos simples y generando ahorros en nuestra comunidad”.

Uno de los temas más significativos tuvo que ver con analizar cómo cambiaron las expectativas y las prioridades de los jóvenes en relación con sus carreras educativas y laborales. Al respecto, Lehmann dijo que “se rompió el paradigma de escuela, universidad, trabajo para toda la vida”. Para él, “como el joven no elige algo para siempre, se hace imprescindible aprender a aprender y, en ese marco, es importante la dualidad de la serie: aprender haciendo”.

Complementando al vicedirector de Belgrano Day School, Napolitano dijo que “la elección de una carrera no define nada; hoy los jóvenes se preguntan qué es lo que los hace felices y a partir de ahí estructuran su futuro.” En relación con esta necesidad de aprendizaje dual, “la experiencia no se limita sólo al aula, sino que se complementa con todo lo extra que el joven pueda ir realizando paralelamente a ella”.

Encuestas: ¿las instituciones se adaptaron a las expectativas actuales?

En el marco del webinar, se realizó un sondeo para conocer el pensamiento de los participantes en relación a si creían que “las instituciones educativas se han adaptado / aggiornado a las expectativas educativas y profesionales de un joven más autónomo”. Las respuestas fueron categóricas: sólo para el 1% “Sí, lo han logrado; para el 49 % no lo lograron y les queda mucho recorrido; en tanto que para el 50 % están en vías de lograrlo.

A su vez, cuándo se les consultó cómo piensan que los jóvenes ven a las instituciones educativas tradicionales, para el 14 % las ven como un lugar dónde hay que estar porque les aporta prestigio; para el 30 % como un espacio que dejó de ser relevante para las carreas profesionales, en tanto que para un 55 % como un lugar más que ayuda a la gestación de una carrera educativa y académica relevante.

Por último, se les consultó en qué nivel de acuerdo / desacuerdo están con la siguiente frase. “Las instituciones educativas ponen al alumno y al profesor en el centro de su estrategia de desarrollo”, un 29 % está de acuerdo con la afirmación, sólo un 4% en desacuerdo, para el 59 % sólo algunas instituciones tienen una estrategia de esta naturaleza, en tanto que para el 8% la mayoría.

En vistas de profundizar en las percepciones de los jóvenes, para Patricio Navarro sus expectativas “giran en torno a una tríada que, con vaivenes, está compuesta por tres valoraciones: los jóvenes buscan hacer lo que les gusta; tener una experiencia internacional; alcanzar un desarrollo de carreras acorde a sus expectativas”.

Los tres coincidieron en que la educación hoy ya no tiene los límites tan claros. En ese marco, Navarro indicó: “Pasamos de un modelo secuencia, de fases, a un modelo simultaneo donde se solapan los aprendizajes, donde hay cada vez más necesidad de diálogo entre estas tres instancias – secundaria – universitaria – laboral”.

Se pasó de una formación secuencial a una permanente. En ese traspaso, Lehmann agrega que este cambio de época implica que hoy “la educación debería centrarse en el aprendiz (en ele learner), en sus intereses y en sus necesidades”. Para Lehmann, “aprender en la nube implica que no se aprende sólo en el aula”.

La internacionalización fue otro de temas tocados tanto desde la voluntad del alumno como desde la práctica institucional. Al respecto, Lehmann dijo que “Global learning no es aprender o estudiar en el exterior; hoy se puede aprender en el mundo”, algo que fue complementado por la directora de Ucema, para quien “la internacionalización no es movilidad, si no sería muy restrictivo a uno pocos que pueden acceder a ella”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *