Impresión 3D de barbijos e hisopos

Altana, una empresa dedicada a la producción de biomodelos 3D para realizar estudios prequirúrgicos,nació como una división de negocio del Grupo Alcaal en 2018. 

“Su fundador, Jorge do Amaral, estaba convencido de que este modo de impresión iba a revolucionar los procesos productivos, logística y comercio, impactando en todo tipo de industria, y no se equivocó”, señala Laura Mafud. 

Durante estos meses de cuarentena, la compañía, que emplea a seis personas, se focalizó en colaborar con el sistema de salud: imprimió y donó 4000 máscaras, y comenzó a producir hisopos en 3D para detectar COVID-19, que aún están en un periodo de prueba.

Escuchá la columna de Laura Mafud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *