Precisión genética. Caballos clonados

El reconocido jugador de polo Adolfo Cambiaso envió a su mejor yegua para ser clonada en una empresa en Canadá. En 2010, realizó un remate y vendió un clon por 800 mil dólares.

Gabriel Vichera, confundador y director de Kheiron Biotech, una empresa con base en el Parque Empresarial Austral de Pilar, detectó el nicho y la oportunidad de negocio y dio vida a la firma: se trata de una empresa de biotecnología dedicada a la clonación comercial de caballos de linea deportiva. 

“Pocos países contamos con esa tecnología. Más aún, en Argentina tenemos los mejores caballos y jugadores del mundo. Era un gran nicho para el negocio de clonación”, señala Gabriel Vichera.

Detalla que el laboratorio de la compañía está conformado por biólogos moleculares, embriólogos, biotecnólogos, veterinarios y profesionales de otras múltiples áreas, porque además del expertise para la producción de los animales clonados, requieren de la interdisciplinaridad para I+D. 

“Cuando el desarrollo no es patentable, compartimos y liberamos la información. Esto valida nuestros desarrollos científicos, porque significa que la publicación ya fue evaluada por pares de la comunidad científica y le da credibilidad. Los socios entienden que esto es vital para una empresa de base tecnológica”, cuenta Vichera. Y remarca: “Desarrollamos un producto disruptivo, por lo que tuvimos que explicar al mercado los beneficios que ofrece”.

Escuche la entrevista en el siguiente enlace. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *