Since 1968: Churros El Topo

Churros El Topo nació en 1968 en Villa Gesell y, un año después, inauguró su segundo local en Necochea. “Fue un emprendimiento de mi padre Hugo y mi padrino Cacho. Después de 30 años, quienes integramos la segunda generación apostamos por la apertura de nuevos locales en el resto del país”, señala Juan Manuel Navarro, socio gerente en Churros El Topo.

“En la Costa es una tradición comer churros en nuestros locales. Si no pasas por ahí, se dice que no fuiste a ese lugar”, destaca.

Juan Manuel Navarro explica que la compañía siempre tuvo un acercamiento al marketing “artesanal” y que el origen del cartel con las letras invertidas se debe a eso: un intento por llamar la atención cuando inauguraron el primer local. Y señala que, cuando se instalaron en Buenos Aires y en otros lugares turísticos, comenzaron a interactuar con sus consumidores a través de las redes sociales,

“Nosotros vivimos gracias a nuestros clientes, por lo que priorizamos el trato con las personas. Somos humanos y nos podemos equivocar, pero trabajamos para resolver los problemas. Si una persona se comunica con El Topo, te responderá una persona; no una computadora”.

Hoy, tres generaciones trabajan en Churros El Topo. “Queremos expandirnos por región, pero siempre a través de la presencia de un miembro de la familia”, indica Juan Manuel Navarro. Y precisa: “Uno de mis sobrinos tiene ganas de mudarse a Bariloche. Él sería entonces el responsable de la expansión en esa región. Por mi parte y en Buenos Aires, también apunto a abrir nuevos locales”

Escuchá la entrevista a Juan Manuel Navarro, socio gerente en Churros El Topo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *